Turismo rural

Córdoba es la ciudad andaluza más conocida por su patrimonio histórico y cultural. La capital de esta provincia es la que atrae a la mayoría de los turistas. Pero la provincia cuenta también con una gran variedad de paisajes naturales, rutas y caminos de innegable  belleza.


La ciudad está situada en un valle de más de 3.000 años de antigüedad. Extendidos por ésta provincia andaluza, podremos encontrar diversos parques naturales, como el de la Sierra de Cardeña-Montoro o el de la Sierra de Hornachuelos. Córdoba también cuenta con ciudades históricas, como Lucena y Priego, que condensan la época barroca-andaluza de los siglos XVII y XVIII.
Si ya has recorrido todo lo que te ofrece la capital y quieres seguir visitando algo más de Córdoba, no te pierdas los encantos que alberga su provincia.


Pueblos con historia

Ya sabemos que la capital cordobesa es el reflejo de la historia andalusí. Pero también los pueblos de esta provincia se han ido enriqueciendo su legado con el paso de los años, acumulando monumentos, cultura e historia.
Priego y Lucena son dos pueblos cordobeses cuyas iglesias y sagrarios resumen los postulados arquitectónicos del arte de los siglos XVII y XVIII. La ciudad de Montoro debe su belleza al río Guadalquivir, que la rodea dibujando múltiples recovecos. Amodóvar del Río es cercana del Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos y, además, posee uno de los castillos más bellos y admirados de Andalucía.


Córdoba natural

Los parques naturales son otro de los atractivos turísticos con que cuenta la provincia de Córdoba. Podemos destacar tres por encima del resto.

El Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos, que está situado en plena Sierra Morena. Es una interesante representación de la vegetación mediterránea, donde los alcornoques y las encinas abundan y protagonizan la escena más habitual del paisaje. También es rico en fauna, debido a que en sus bosques habitan animales como el lince, y podemos ver sobrevolando el cielo a la cigüeña negra, al buitre negro y al águila imperial.

El segundo parque natural en extensión de la provincia es el de Cardeña-Montoro, situado en el extremo noreste de la provincia. La erosión del río Yeguas ha dejado a su paso bellos paisajes de roca granítica, y en sus aguas viven grupos de nutrias. Entre la fauna de este parque  encontrarnos también el lince, el lobo, águilas reales e imperiales y otras aves rapaces.

Por último, es interesante visitar las Lagunas del Sur, un conjunto de lagunas y zonas húmedas ubicadas en el sur de la provincia, que resulta atractivo no sólo por su belleza, sino también como visita ecológica, histórica y cultural.